RECETAS
VIRGEN DE SCHOENSTATT

En este momento haz una oración espontánea, agradece a Dios por la vida, por la alegría, por la salud, por tu familia, por el trabajo, por tu casa, por los tuyos y tus amigos, por todo lo bueno que te regaló Él en tu vida, por el alimento, y por muchas cosas más que están dentro de tu corazón…

Ya debes haber visto o escuchado hablar alguna vez de la Imagen Peregrina de casa en casa, ahora en vez de recibirla y hacerla caminar, está llegando por mail la Imagen de Nuestra Señora de Schoenstatt que te vino a visitar. Entonces, por unos minutos, deja lo que estás haciendo y observa esta Imagen por algunos segundos…

Haz la Señal de la Cruz, silencia tu corazón, silencia tu alma, y trata de ponerte en sintonía con Ella, Madre de Dios, y como a su Hijo Jesús, Ella quiere acogerte a tí como hijo/a muy amado/a…

En este momento haz una oración espontánea, agradece a Dios por la vida, por la alegría, por la salud, por tu familia, por el trabajo, por tu casa, por los tuyos y tus amigos, por todo lo bueno que te regaló Él en tu vida, por el alimento, y por muchas cosas más que están dentro de tu corazón… Pide que te libere del sufrimiento y de todo lo que te preocupa, Dios te está ESCUCHANDO.

Ahora coloca en las manos de la Virgen María y de Jesús tu pedido especial, pidiéndole que Ella interceda ante Jesús por lo que necesitas, y que se haga la Voluntad del Señor…

Reza para comenzar, un Padre Nuestro.

Cuando hayas terminado, haz la Oración de Consagración a María:

Oh, Señora mía, oh Madre mía, yo me ofrezco del todo a Tí, y en prueba de mi filial afecto, te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón en una palabra todo mi ser Ya que soy todo/a tuyo/a, Madre de Bondad, guárdame, defiéndeme y utilízame como instrumento y posesión Tuya . Amen.

Reza ahora un Ave María.

Concluye este momento de Oración rezando la Oración de Confianza: En tu poder y en tu bondad fundo mi vida; en ellos espero confiando como niño. Madre Admirable, en Ti y en Tu Hijo, en cada circunstancia, creo y confío ciegamente.

Reza ahora un Gloria.

Como a Tu Divino Hijo, protégenos con tu Manto y acógenos en tus brazos, Virgen María. Madre y Reina, tres veces Admirable de Schoenstatt, ruega por nosotros.

Ahora la Imagen Peregrina debe continuar su peregrinación yendo a cada casa o trabajo de aquellos que te aman y esperan tus mails, para que ellos también la reenvíen a sus contactos.

Que Dios te Bendiga, y la Madre de Dios te cubra con su Manto Sagrado.

ORACION DE AGRADECIMIENTO

Gracias por todo, Madre,

todo te lo agradezco de corazón,

y quiero atarme a Tí con un amor entrañable.

¡Qué hubiese sido de nosotros sin Tí, sin Tu cuidado maternal!

Gracias porque nos salvaste en grandes necesidades;

gracias porque con amor fiel nos encadenaste a Tí.

Quiero ofrecerte eterna gratitud y consagrarme

a Tí con indiviso amor.

Amén.

 

 



   
 
Twitter Nombre
e-mail